El gobernante israelí ha sido un abierto opositor al acuerdo nuclear firmado en 2015.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, alabó la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de no certificar el histórico acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 de potencias mundiales, informan medios israelíes. "Felicito al presidente Trump por su valiente decisión", dijo el jefe de Gobierno israelí.

Poco después de que el jefe de la Casa Blanca anunciara una nueva política estadounidense sobre Irán, dejando que el Congreso decida si imponer o no nuevas sanciones a Teherán, Netanyahu afirmó que "si el trato con Irán se mantiene sin cambios (...) en pocos años tendrá un arsenal de armas nucleares, algo que representa un tremendo peligro para nuestro futuro".

Netanyahu, conocido por ser un fuerte adversario del acuerdo iraní, tachó a la República Islámica de "principal régimen terrorista del mundo".