Un total de 11 personas fueron detenidas por su vinculación con acciones de sabotaje contra empresas mixtas del sector petrolero, una maniobra destinada a afectar el patrimonio del Estado venezoalno, informó este jueves el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

De esa cantidad, fueron detenidos cuatro ciudadanos por acciones contra el funcionamiento de Petropiar, en el que están involucrados gerentes encargados de las compras y que responden a los nombres de Carlos Pereira, supervisor de compras; Carlos Bello, supervisor de la lista de compras de parada de planta; Luis Alberto Torres, superintendente de prevención y control de pérdidas; y Abraham Lezama, supervisor de materiales de parada.

Explicó que estos ciudadanos se encargaban de autorizar compras con sobreprecio para la supuesta "atención de emergencias".

"La forma como se tuteló todo esto es lo más cercano a esa tipificación, de cómo actúa la delincuencia organizada, de cómo actúan las mafias y, por ello, hemos contado con el apoyo del Presidente de la República y de los Poderes Públicos", dijo el fiscal general.

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, también precisó que se otorgaron contratos con más de 10.000% de sobreprecio.

Comentó que empresarios involucrados en este y otros casos se encuentran prófugos de la justicia y están residenciados en Estados Unidos, por lo que el fiscal exhortó a autoridades de ese país a cooperar con la justicia venezolana.

"No debe ser Estados Unidos un lavadero de este dinero que ha salido de forma indebida de la nación venezolana", señaló.

Saab igualmente resaltó las acciones tomadas luego que fuera designado fiscal general, al tiempo que desestimó la falta de actuación por parte de la exfiscal Luisa Ortega Díaz.

"Hemos logrado, en apenas unas ocho semanas, lo que en más de 10 años no hizo el anterior Ministerio Público y estos resultados hablan por sí mismos de ello", enfatizó.

Siete detenidos por Petrozamora

El fiscal también anunció la detención de otras siete personas relacionadas con el sabotaje contra la empresa mixta Petrozamora. Entre ellos se encuentra Orlando Enrique Chacín Castillo, presidente de la junta directiva de la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP); Luis Gerardo Martínez Cardozo, superintendente del tratamiento de crudo; y Adolfo Ramón Artiga, técnico de laboratorio.

También fueron aprehendidos Víctor Manuel Hurtado, técnico de movimiento de crudo; Raybeth Atencio, líder de contabilidad de crudo; Antonio Granado Rodríguez, superintendente de operaciones de tanque, y Alberto Perozo Villanueva, quien fungía como representante del Ministerio de Petróleo.

Debido a las acciones de sabotaje contra Petrozamora, "se calcula una pérdida de 15.700 barriles de petróleos diarios, lo que suma más de 15 millones de barriles acumulados entre 2015 y 2017".

"Vean que esta trama es ya de sabotaje con pérdidas patrimoniales", por lo que se diferencia de la Faja Petrolífera del Orinoco, "un desfalco vinculado a contrataciones con sobreprecio de manera irregular e incluso de obras sin ejecutar", puntualizó.

Recordó que en el caso de Petrozamora ya había nueve gerentes y directores de Pdvsa privados de libertad. Uno de ellos se encuentra bajo arresto domiciliario y con prohibición de salida del país, ya que se acogió a la delación, figura prevista en el Código Orgánico Procesal Penal.