Representantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) y técnicos de organizaciones políticas iniciaron este martes la auditoría de producción de las máquinas de votación que se emplearán en las elecciones regionales del 15 de octubre, proceso que se mantendrá hasta el 9 de octubre.

En esta auditoría —que comprende la verificación del proceso de programación e integración de aplicaciones a los equipos— se revisan 149 máquinas (0,5%) seleccionadas en forma aleatoria y estratificada por entidad federal dentro de la cadena de producción, señala el CNE en una nota de prensa.

La jornada arrancó con equipos de los estados Amazonas, Delta Amacuro, Nueva Esparta, Yaracuy y Vargas. Asimismo, se seleccionó de forma aleatoria y automatizada las muestras de las máquinas de votación que se utilizarán en la auditoría del predespacho, agrega el boletín.

Durante la actividad, los técnicos electorales realizaron el seguimiento y control del alistamiento de las máquinas. Revisaron el baúl que contiene dichos equipos de votación, verificaron el funcionamiento de la máquina, de los componentes y de las aplicaciones, reseñó AVN.

También efectuaron pruebas de instalación y del diagnóstico de los componentes del hardware para verificar el correcto funcionamiento de los equipos.