El carnet de la patria tendrá a finales de año el uso con la banca privada que prometió en enero el presidente de la República, Nicolás Maduro, cuando anunció su creación.

La exigencia a la banca privada llega en momentos en los que la administración Maduro trata de paliar los efectos de la crisis del efectivo, producida por una insuficiente oferta de billetes.

El gobierno despliega varios frentes para atender esta situación que ha provocado un racionamiento en la entrega del papel moneda tanto en taquillas bancarias como en cajeros electrónicos.

Además de poner en marcha el pago móvil interbancario (P2P), que entra en vigencia este viernes 13 de octubre y al que se irán sumando todas las instituciones del sistema financiero del país, el gobierno adelanta el uso del carnet de la patria como instrumento de pago.

Las autoridades han solicitado a los bancos adecuarse para permitir a través de la taquilla recargar (con dinero) el carnet de la patria, lo que lo convertiría en una billetera móvil, dijo a El Estímulo, una fuente vinculada a las conversaciones, que no reveló mayores detalles.