Un diplomático iraní de alto rango lamenta la postura radical que EE.UU. muestra ante ‎los problemas globales y la considera una amenaza para el mundo.‎

El vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abas Araqchi, que asistía este martes al 72° aniversario de la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), celebrado en el Centro de Conferencias de la Biblioteca Nacional de Teherán, ha denunciado que a nadie beneficia la reciente postura estadounidense en contra del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

En referencia al acuerdo nuclear entre Irán y los países del Grupo 5+1 (EE.UU. el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), Araqchi subraya que este pacto permitió que pudieran trabajar, junto con la Unión Europea (UE), para resolver el complejo problema que existía con el apoyo de la ONU.

Una vez resuelto dicho asunto, se pudo superar entre todos un malentendido que podría haber afectado a toda la comunidad internacional, ha agregado en su discurso, e insiste en que “este acuerdo fue un ejemplo muy claro y exitoso de cómo la diplomacia y la negociación pueden evitar un conflicto que devendría en una guerra”.

Este acuerdo fue un ejemplo muy claro y exitoso de cómo la diplomacia y la negociación pueden evitar un conflicto que devendría en una guerra”, ha dicho el vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abas Araqchi, en relación al pacto nuclear iraní.

 

Seguidamente, el político iraní señala que la postura radical de la Casa Blanca ante los problemas globales y el rechazo a la diplomacia colectiva podrían suponer una amenaza para el mundo.

Por ello, ha emplazado a Naciones Unidas —que, a su juicio, es una plataforma para las negociaciones y los acuerdos multilaterales— a desempeñar un papel más efectivo para, junto a la comunidad internacional, en especial la UE, respaldar la implementación exitosa del mencionado acuerdo nuclear.

“Debemos asegurarnos de que la búsqueda de la diplomacia como una antorcha de esperanza esté siempre encendida”, ha apostillado.

El mencionado acuerdo, alcanzado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, estipula el levantamiento de todas las sanciones nucleares impuestas a Irán por la UE, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y EE.UU., a cambio, Irán limita parte de sus actividades nucleares.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, en cambio califica el pacto nuclear con Irán como un mal acuerdo que Washington nunca debería haberlo firmado, y por ende, busca por todos los medios romperlo.

krd/nii/