El paso del huracán Irma por Florida causó la muerte de 12 personas, cifra que sumada a los 43 fallecidos en el Caribe eleva a 55 el total de víctimas fatales.

Puede que el huracán Irma haya desaparecido, pero comienzan los días de oscuridad y devastación en las regiones por donde pasó. El estado de Florida, en EE.UU., fue una de las últimas zonas en recibir el impacto de Irma. Solo en la región de los Cayos, el 60 por ciento de las casas sufrieron algún tipo de daño y una cuarta parte quedaron destruidas. Además, unos 13 millones de personas se quedaron sin electricidad en Florida.

En un principio, Irma era un huracán de categoría 2. Pero, repentinamente, subió a tres en mitad del Atlántico y llegó hasta categoría 5. Tocó tierra en los Cayos como un huracán de categoría 4 con vientos sostenidos de más de 215 kilómetros por hora.

Al paso de los días perdió intensidad y se convirtió en una tormenta tropical. Aunque casi toda la Florida se vio afectada, los Cayos, con una población estimada de unas 70 mil personas, parece ser la que mayor impacto recibió.

También Georgia, Alabama, Carolina del Sur y del Norte fueron castigados por Irma. Solo en Carolina del Sur se ordenó la evacuación de ocho islas, la mayor de ellas, Hilton Head, con 40.000 habitantes.

Antes de llegar a EE.UU., Irma pasó por varios países. El primero en sufrir sus azotes fue la isla de Barbuda. San Martín, San Bartolomé, Puerto Rico y Cuba fueron otros de los países e islas del Caribe por donde pasó este fenómeno natural.

xsh/hnb