Una grave crisis presenta la justicia colombiana, desde sus más altos tribunales hasta los estamentos de menor rango se les viene imputando cargos.

Ni la justicia se salva de la corrupción en Colombia, las altas cortes, que eran de las entidades con más prestigio en el país, ahora son blanco de estigmatización pues algunos de sus miembros están siendo señalados como corruptos.

El sistema en que se vienen escogiendo a los altos funcionarios de la Justicia está dando pie a esta corrupción pues el poder Legislativo y Ejecutivo son quienes los escogen o ternan evitando así como contraprestación una sanción judicial.

Jueces y fiscales de altos cargos son señalados de favorecer a políticos corruptos y grandes empresarios del país en algunos fallos judiciales.

Un magistrado de la Corte Constitucional fue suspendido de su cargo el año pasado por delitos de corrupción en la actualidad se le está pidiendo la renuncia a otro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por actos de soborno, el exfiscal anticorrupción del país, Gustavo Moreno, está actualmente encarcelado con orden de extradición a los EE.UU., esos son unos de los ejemplos de cómo se encuentra la Justicia en Colombia.

Álvaro Altamiranda, Bogotá.

smd/mkh