El presidente venezolano arremete contra los canales de televisión estadounidense y británico CNN y BBC, respectivamente, por sus ataques mediáticos a Venezuela.

“Así digan lo que digan CNN y la BBC, la partida de complotados Gobiernos de la derecha internacional, la mediática mundial. Digan lo que quieran decir. Venezuela tiene una democracia sólida (...)”, ha dicho este viernes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una reunión de trabajo realizada en el Palacio de Miraflores.

No obstante, ha insistido en que su país es capaz de soportar ataques, violencia, intentonas golpistas, así como la peor de las “arremetidas mediáticas imperialista que jamás se haya conocido sobre pueblo alguno en 100 años”.

Igualmente, ha dicho que los medios internacionales, en su inmensa mayoría en las manos de la oligarquía imperial, se constituyen en fiscal, juez, parte y verdugo.

Maduro también ha dejado claro que los “verdugos” tratan de ahorcar y destruir la esperanza venezolana, pero que no podrán hacerlo.

Así digan lo que digan CNN y la BBC, la partida de complotados Gobiernos de la derecha internacional, la mediática mundial. Digan lo que quieran decir. Venezuela tiene una democracia sólida (...)”, dice el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Asimismo, ha anunciado que el Gobierno y la oposición venezolanos están cerca de lograr un acuerdo de paz en los diálogos que se celebran en la República Dominicana tras meses de conflictos en país caribeño.

El presidente venezolano ha considerado como un “importante logro histórico” el que se haya podido “instalar formalmente y oficialmente la mesa de diálogo (...) para la búsqueda de la paz duradera en el país”.

Sin embargo, ha criticado a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “por tratar de mentir” sobre el proceso y ha acusado a sus dirigentes de estar “desfigurando las conversaciones oficiales que se han dado” a puertas cerradas entre los interlocutores y en presencia de los mediadores.

La alianza antichavista publicó un comunicado la noche del jueves en el que asegura haber planteado ante la mesa de diálogo la necesidad de someter a un referendo popular aprobatorio cualquier acuerdo que surgiese de una eventual negociación.

Maduro ha tachado de “insólito” ese comunicado, tras asegurar que está “lleno de mentiras” y “no expresa el espíritu ni la armonía con que la mesa de diálogo se instaló”.

snz/ctl/tqi/mkh