¿Cuáles son las funciones de la Fiscal General de la República? En cabeza de quien ejerce ese importante cargo, es la funcionaria que nada más y nada menos ostenta la titularidad de la acción penal, en criollo, es quien lleva adelante, quien dirige, cualquier investigación penal que se siga en el ámbito de los delitos presuntamente cometidos dentro de la jurisdicción ordinaria y a la vez es quien de acuerdo a la Constitución Nacional y de forma exclusiva, puede solicitar el enjuiciamiento de los altos funcionarios, incluyendo al Presidente de la República.

Luego de hacer esta aclaratoria de funciones, nos hacernos otra pregunta, ¿Quién demostró en su momento la culpabilidad de Leopoldo López? Pues, es simple la respuesta, fue la Fiscalía General de la República. ¿Y por qué?
 
Porque el Ministerio Público, como advertimos al principio, a través del Fiscal designado es el titular de la acción penal, es quien investiga y dirige el proceso, ordena la práctica de pruebas a los órganos de investigación, entre ellos el Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalisticas (C.I.C.P.C.), por ejemplo.
 
El Fiscal del Ministerio Público tiene la obligación de culpar o exculpar al imputado, es quien se dirige al juez con la carga probatoria, este recibe todo lo que ya el Fiscal ha investigado, el juez es un árbitro de pretensiones, al que acuden las partes para demostrar o no la culpabilidad de una persona en la comisión de un hecho delictivo.
 
Entonces, luego de esta básica clase de derecho, vale la pena traer a colación que nuestro sistema jurídico penal es de esta manera, acusatorio, desde el año 1999, igual debemos recordar que la Fiscal General conoce el sistema, ya que antes de ocupar ese cargo, fue Fiscal Nacional. Los que viven en el medio jurídico penal, saben de su caminar en estos años, conocen lo implacable que ha sido siempre, con fama bien ganada de mujer de hierro, temida por sus duras investigaciones y acusaciones; también son del conocimiento, que en sus actuaciones no siempre estuvo apegada al "hilo constitucional" que hoy tanto defiende.
 
Siendo esto así, la institución que demostró plenamente la participación de Leopoldo López en delitos ya confirmados por nuestro más alto tribunal, fue la Fiscalía General de la República, esa misma a la que a su titular en el año 2014 le gritaban adjetivos como inepta, corrupta y todo tipo de improperios a las puertas de su despacho en el edificio sede, el cual adicionalmente fue quemado y destruido, por cierto, por las mismas personas que hoy ella trata de muchachos pacíficos, inocentes, ingenuos y valientes, casi héroes pues.
 
Esos que ayer destruyeron la sede del Ministerio Público, que colocaron en riesgo la vida de las personas que ahí trabajan, hoy son defendidos por la Fiscalía General de la República, perdonándole sus delitos.

Venezuela se pregunta, ¿En cual bloque se encuentra la Fiscalía General de la República? ¿del lado del pueblo que el gigante siempre defendió, amó y que le confió su defensa y protección? ¿del lado de la Constitución que Hugo Chávez defendió con su vida?Por sus acciones, definitivamente la respuesta es NO, la cupula de la Fiscalía General de la República escogió el camino fácil, el de la comodidad, abandonando a ese pueblo que alguna vez les respetó.

El gigante confió y brindó su apoyo, pero lamentablemente la Fiscalía General de la República no estuvo a la altura del compromiso, le quedó grande la Patria, valores como la lealtad no fueron atendidos. Compartimos lo oído en estos días, en cuanto a que una de las primeras decisiones de la soberanisima Asamblea Nacional Consituyente, luego de su instalación,  debe ser poner “patas arriba” al Ministerio Público. 

Por dignidad, la autoridades del Ministerio Público que se apartaron de los ideales de justicia y protección del soberano deberian irse ya, el pueblo bueno y mayoritario se los exige. 

 

José Vicente Rangel Seijo