Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 347.-El Pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución. 
Artículo 349.- El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.
Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente .
Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.

Con base a lo establecido en los Artículos 347 y 349 de la Constitución Nacional, que me permití citar para mayor claridad, haciendo énfasis en lo resaltado y subrayado por quien escribe, fácilmente se observa y entiende, que no solo será importante el documento final, lo que sería la propuesta de Constitución, sino también, igual o más debido a la coyuntura que atravesamos, lo que se refiere al ejercicio diario de la Asamblea Nacional Constituyente, que visto su carácter omnipotente, todas sus decisiones son inobjetables y de obligatorio cumplimiento, incluyendo todos los poderes públicos, entes privados y ciudadanía en general, tanto civiles, como militares, o sea, no vale chilladera, lo que diga y haga la Asamblea Nacional Constituyente no tiene pataleo, se acata y ya.

La Asamblea Nacional Constituyente tiene como objeto, entre otros, transformar el Estado y la creación de un nuevo ordenamiento jurídico, lo que significa que tiene la potestad de cambiar, crear, modificar y eliminar a través de sus decisiones lo que considere pertinente para el cumplimiento de sus objetivos, sin que nada, ni nadie se pueda negar a ello.

Al momento de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, con base a una agenda y a sus atribuciones constitucionales, seguramente se irán desarrollando y ejecutando acciones que harán que Venezuela como nación sufra una serie de transformaciones que tendrán como finalidad alcanzar la paz y la máxima felicidad para quienes somos sus ciudadanos.

Hemos escuchado en boca de líderes calificados, como el Presidente Nicolás Maduro y el Diputado Diosdado Cabello, algunos puntos que van a plantear ante la Asamblea Nacional Constituyente, como lo son la creación de una poderosa Comisión de la Verdad y del cambio absoluto, integral, de instituciones como el Ministerio Público, en definitiva, son muchas las cosas que se voltearan como una media. 

Vendrán momentos históricos y trascendentales para Venezuela en los próximos días, en los cuales debemos participar, aprovechando desde una vez la oportunidad de invitarlos a votar el próximo 30 de Julio en la elección de los miembros de la soberana Asamblea Nacional Constituyente y a estar con alegría y optimismo, utilizando una vieja expresión: “ A comprar alpargatas que lo que viene es joropo”. 

 

José Vicente Rangel Seijo