Con el lema Cuando canto, bailo y cuento con el mundo me encuentro, la Biblioteca Pública María Calcaño del estado Zulia recibe a 300 niños y niñas con su Plan Vacacional Pequeños Juglares: Un mundo que contar, el cual se divide en cuatro semanas de juegos, historias, leyendas, acercamiento a la naturaleza y la creatividad.

En este encuentro, que forma parte del Plan Vacacional Comunitario Ecovacaciones 2017, los participantes fortalecerán las raíces culturales a través de la literatura oral encontrada en leyendas, mitos y fábulas, de tal manera de fomentar en los niños y niñas la creación y la conciencia ambiental y ciudadana.

En tal sentido, los pequeños realizarán cada semana talleres de sensibilización, actividades de siembra, creación de máscaras y de instrumentos musicales.

La coordinadora de la Sala de Niños, Niñas y Adolescentes “Amenodoro Urdaneta” de la Biblioteca María Calcaño, María Mendoza, explicó que la programación de este plan está orientada hacia la oralidad como fundamento de la cultura artística y literaria.

“Queremos mostrarles a los participantes que existe todo un mundo por contar a través de la imaginación colectiva de nuestros ancestros, y las que se encuentran dentro de nuestras experiencias personales”, resaltó.

En la actividad vacacional participan 17 voluntarios, quienes junto a instructores involucran a los muchachos en la lectura dramatizada, estampado en franelas, proyección de cortometrajes, literatura oral, creación de historias colectivas, entre otras actividades.