El vicepresidente de Desarrollo Social y Revolución de Misiones, Elías Jaua Milano, afirmó que antes de la llegada del Gobierno Bolivariano en el año 1998, Venezuela era el país más desigual para la distribución de sus ingresos.

Durante la II Reunión de la Conferencia Regional sobre el Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, organizada por la Cepal en Uruguay, Jaua sostuvo que para el año 2016 Venezuela se ha mantenido entre los primeros lugares en mejor distribución de los ingresos en la región.

“Eso fue posible sin duda alguna en algo más de una década por el papel determinante del Estado en amplia participación con los sectores organizados; comunidades, sindicatos y campesinos”, expuso el funcionario venezolano.

Asimismo, enfatizó que el primer papel del Estado fue la recuperación del ingreso nacional petrolero, y que a partir de allí, se empezó a trabajar en pro del fortalecimiento de la institucionalidad y las políticas que permitieron revertir la desigualdad histórica que prevalecía en la nación.

Esta política socialista hizo posible garantizar 22 años de educación gratuita en todos sus niveles, además del incremento del empleo, la expansión del servicio de salud pública y gratuita, la bancarización del 70% de la población mayor de 18 años de edad y el otorgamiento de pensiones al 91 por ciento de los adultos mayores con un ingreso mensual por encima del salario mínimo.

Por otra parte, el delegado venezolano explicó que con la caída del precio del petróleo desde el año 2013, aunado a unas políticas desestabilizadoras; la guerra económica, focos de violencia, bloqueos internacionales y amenazas de intervención militar, han pretendido reducir los beneficios sociales, eliminar los subsidios, liberar precios, congelar salarios, hasta desincorporar a trabajadores públicos, sin embargo, el Gobierno Bolivariano ha fortalecido la institucionalidad de protección social del pueblo, pasando la inversión del 65 al 73% del presupuesto nacional.

Además explicó que el Estado venezolano ha utilizado estrategias para agrupar las políticas de las Misiones y Grandes Misiones sociales que priorizan las necesidades de más de 15 millones de venezolanos registrados en el Carnet de la Patria.

“Hemos creado una tarjeta de transferencia directa equivalente al salario mínimo para 1 millón 300 mil familias en situación de pobreza extrema. Como es bien sabido, logramos reducir la pobreza del 26 por ciento al 5 por ciento y hemos mantenido la inversión en la escolaridad, en los servicios de salud, en la capacitación productiva, el cuidado de adultos mayores, en la participación comunitaria y el desarrollo de la economía comunal”, dijo Jaua durante la conferencia.

Finalmente, detalló que la política social que lidera el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ha permitido la construcción de más de 1 millón 800 mil hogares dignos a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), que también ha servido para generar diversas fuentes de empleo en el área constructiva. /CC